OPINION. Las elecciones presidenciales en EE.UU.


Nunca hemos cuestionado la integridad del sistema electoral en Estados Unidos (EE.UU). De hecho, EE.UU. ha sido por siglos un ejemplo del poder de una democracia y funciona como observador en elecciones gubernamentales alrededor del mundo. Entonces, ¿por que hoy se han levantado tremendas acusaciones de fraude electoral en EE.UU. y que es lo que esto significa?

No es la primera vez en nuestra generación que hay disputas legales después de las elecciones presidenciales. En 2000, Al Gore corrió en contra de George W. Bush. Después de las elecciones no se conoció el ganador hasta diciembre, porque Florida le daba el gane a Bush con solo 537 votos arriba de Al Gore. Según Wikipedia, la ley de Florida dictaba que un margen tan bajo como ese merece un recuento total. Bush, un Republicano, comenzó litigación legal en la Corte Suprema de EE.UU. para impedir el recuento. Al final, según Wikipedia, los jueces conservadores de la Corte Suprema dictaron a favor de Bush y obligaron a Florida a detener el recuento. [por favor busquen mas información independiente]

El punto es que la Constitución de EE.UU. y de cada Estado detallan los procesos electorales y las fechas limites para certificar resultados de elecciones gubernamentales. Este proceso también permite demandas legales sobre disputas del proceso y resultado de votaciones.

Ya con el contexto de Bush v. Gore, quiero detallar (3) cosas sobre las elecciones de Trump v. Biden, 2020.

  1. El argumento que “los medios de comunicación no son los que anuncian quien es el presidente electo.”

Esta claro que los Noticieros en TV no tienen la palabra final en elecciones presidenciales, pero son un centro de información para la sociedad. Siempre se ha sabido que en cada Estado el secretario de estado certifica los resultados de las elecciones y las envía al congreso, adonde se registra el proceso electoral federal. Sin embargo, por muchas décadas las noticias en TV han tenido el papel de informar sobre el proceso electoral durante las elecciones. Y ni hace falta mencionar lo importante que es dar acceso a la prensa a monitorear el proceso electoral… en una democracia.

El antagonismo contra los medios de comunicación en los últimos años es entendible, siempre y cuando no es una afrenta directa a los hechos y la verdad. Lo que es verdad, es que los medios en TV han reportado las victorias de presidentes Republicanos como Demócratas. No se nos olvide que igual que en 2020, en 2008 Obama venció a McCain y en 2012 a Mitt Romney. En ambas elecciones los Republicanos aceptaron la derrota e inmediatamente dieron discursos de consesión, incluso antes de la certificación de votos cuando las tendencias son claras. En 2016, los noticieros proyectaron la victoria de Trump y un día después Hilary Clinton felicito a Donald Trump por la victoria.

Entonces los medios no son el problema. Atacar a los medios es una distracción.

2. Considerar la posibilidad de fraude electoral y explicar sus razones.

Para no alargar el texto voy a resumir lo que pienso, pero si alguien solicita puedo expandir en otra ocasión. Primero, no hay evidencia, por el momento, de que el partido Demócrata haya orquestado fraude electoral. Hay videos en internet que muestran supuestas actividades fraudulentas, pero nada en comparación al escandalo de Watergate, donde se descubrió que el entonces presidente Richard Nixon estaba involucrado en un plot de espionaje del Comité Nacional Demócrata; Nixon trató de influenciar las investigaciones en su contra, pero al final Nixon renunció a la presidencia.

El escandalo de Watergate comenzó con evidencia mas solida de la que Trump acusa a Biden y los Demócratas. Por el momento, no parece que Trump tenga evidencia explosiva de corrupción y no creo que la tenga. En mi opinión, Trump es una persona que no va a aceptar derrota hasta que ya no tenga opción; eso va a ser alrededor de diciembre 20 (el lapso entre la certificación final de votos por Estados y las fechas limites de casos judiciales).

Pero, supongamos que las demandas de Trump tienen merito. Trump aun tiene una gran cuesta arriba para cambiar los resultados de las elecciones. Primero porque los márgenes son grandes, no son cientos de votos sino que miles y decenas de miles de votos de diferencia en diferentes Estados. Lo que unos analistas dicen es que aunque haya recuentos, es improbable que la cuenta resulte drásticamente diferente que la original y que la victoria se le otorgue a Trump.

Además, Trump necesitaría cambiar el resultado de mas de un estado – algo mucho mas difícil que la situación de Al Gore; solo Florida. Finalmente, es importante decir que varios Estados deben por ley hacer un recuento de votos si el margen esta muy cercano. Este es el caso de Georgia, que anunció, a medida que los últimos votos se iban contando, que Georgia va a hacer un recuento obligatorio. Esto quiere decir que hay recuentos que no tienen nada que ver con Trump.

3. Por que perdió Trump?

Finalmente, Trump perdió por su manejo del Covid-19. Principalmente porque los Americanos se dieron cuenta de que Trump no le hace caso a los expertos y decidió liderar con mentiras al esconder la gravedad del virus. Ahora en noviembre podemos ver atras y entender que la actitud y estrategias que Trump utilizó a principios del año no estaban basadas en recomendaciones de científicos y expertos.

Recordemos que EE.UU. siempre ha sido reconocido como un líder en medicina y en innovación. EE.UU. cuenta con el mejor financiamiento publico de las ciencias en el mundo y atrae a las mentes mas brillantes del mundo. Entonces Trump no lidero como un líder en momentos de crisis, sino que lidero con mentiras y sin empatía hacia los cientos de miles de personas que murieron por covid-19.

Casi 5,000,000 de personas mas que los votantes de Trump votaron en contra de él. Una gran diferencia en comparación a Al Gore y Bush (2020) donde Gore tenia 0,5 millones mas.

Trump no tiene la mayoría del voto popular (por bastante), Trump no tiene los votos electorales (por una diferencia significativa) y los recuentos de votos quizá no resulten en grandes cambios a las cuentas originales.

Si considero todo lo que he dicho aquí, puedo decir que Trump es un mal perdedor – digo esto principalmente por la preocupación que ha causado a nivel global sobre la integridad de las elecciones en EE.UU. Si tuviera mas respeto por las instituciones nacionales y el proceso electoral entonces la percepción de Trump fuera diferente.

Sin duda las políticas de Trump fueron muy exitosas con 70 millones de votantes y creo que esos votantes van a seguir buscando que se cumplan; quizás con un líder diferente.

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s